También se suspendieron las reuniones familiares y se anunciaron multas de hasta $12 mil a quienes no usen barbijo.

El gobierno de Santa Fe prohibió el ingreso a la provincia a los no residentes si no presentan un hisopado negativo de coronavirus no mayor a 72 horas, mientras que suspendió por 14 días las reuniones familiares en Rosario, tras advertir la existencia de «circulación comunitaria» en esa ciudad.

La decisión se adoptó luego de que se registraran 49 casos positivos de COVID-19 en Santa Fe, 31 de los cuales se reportaron en Rosario.

Tras brindar el parte diario, Martorano indicó que en Rosario «hay circulación comunitaria del virus» ya que no se puede establecer en todos los casos «el nexo epidemiológico» de los contagios.

En consecuencia, Perotti anunció que por 14 días quedaban suspendidas en el Departamento Rosario las reuniones familiares o afectivas.

El secretario de Salud de Rosario, Leonardo Curuana, había dicho que «el 90% de los casos de contagio» se producían en esos encuentros.

«Vamos a suspender por 14 días los encuentros familiares y afectivos, que en algunos lugares se convirtieron en fiestas», dijo Perotti.,

A la vez, el mandatario anunció como «medidas generales» para toda la provincia «la aplicación de las multas para aquellas personas que no estén utilizado el barbijo en los lugares correspondientes y aquellos que no estén cumpliendo los protocolos por los cuales se les autorizó volver a la actividad».

«Son multas que van desde los 4 mil a los 12 mil pesos», detalló Perotti.

En el contexto del endurecimiento de los controles en Santa Fe, que transita la fase 5 de distanciamiento social, preventivo y obligatorio, el gobernador también anunció que no se permitirá el ingreso de personas no residentes en la provincia sin un hisopado negativo para coronavirus.

«Seguiremos poniendo el mayor esfuerzo en el cuidado de cada una de las santafesinas y de los santafesinos», dijo durante una conferencia de prensa en Rosario.