El Parque Nacional Islote Lobos, se terminó de establecer este año, mediante la Ley Nacional 27.670 y comienza a consolidarse para integrarse desde lo turístico con el balneario Playas Doradas, en el municipio de Sierra Grande.

Es el segundo de la provincia de Río Negro, tiene una superficie de casi 20.000 hectáreas y alberga una rica biodiversidad, en una franja en la que confluyen ambientes de estepa, monte y mar.

En el marco de las celebraciones por el 119º Aniversario de Sierra Grande, ayer la ministra de Turismo y Deporte de Río Negro, Martha Vélez, visitó la locación del Parque Nacional Islote Lobos y participó de la inauguración del nuevo cartel identificatorio que permitirá iniciar el proceso de infraestructura y posterior desarrollo.